miércoles, 3 de mayo de 2017

¿Por qué estuve desaparecida? | Un gran paso... de la secundaria a la Universidad

¡Hola gente! Sé que ya estamos a principios de Mayo (hace más de mes y medio que comenzaron las clases en general) pero bueno, recién ahora puedo publicar una entrada como esta. Yéndonos de tema con la literatura hablemos de algo que todos en algún momento pasamos y/o vamos a pasar. Pasar de la secundaria a la universidad, un cambio radical. Un giro de 360° en nuestras vidas. Y no lo estoy diciendo exagerando, así es.


Antes que nada quiero aclarar una cosa. Esta es mi opinión y una manera de descargarme por todo lo que ha estado pasando en mi vida últimamente y el como me siento con respecto al no poder escribir en el blog. Y nada más, espero que sea una entrada interesante para ustedes y no les aburra.

Después de todo lo emocionante que fue terminar la secundaria, yo no quería nada más que empezar la universidad y este nuevo mundo a pesar de todos mis miedos. La carrera que estoy estudiando es Edición y ya que se puede empezar a cursarla sin haber aprobado el CBC mis clases comenzaron antes de lo previsto.

Las primeras semanas fue tranquilo, me asusté a la hora de tomar apuntes porque no era algo que estaba acostumbrada pero por lo demás bien. Lo primero que se nota en un cambio profundo de la secundaria a la universidad es EL SILENCIO. Dios mío, si estábamos completamente acostumbrados al ruido constante de un aula llena de adolescentes gritando cuando el profesor estaba explicando acá no suena ni el ruido de una mosca y eso me encantó.


Cómo decía, las cosas fueron bien mientras cursaba una materia sola. Cuando se les agregó a mi carga horaria las del CBC mi tiempo se esfumó. Así como así. Más cosas para leer, menos tiempo para leer aquello que quiero, mirar las series que quiero, juntarme con mis amigos, etc. ¿Y ahora? Ahora que estoy cerca de los parciales creo yo que debo dejar de lado un poco mis lecturas favoritas para estudiar.

Lo principal que recomiendo es no hacer lo que yo hice: volverse locos. No se vuelvan locos. Jesús, me desesperé y volví loca al ver que no tenía tiempo y no llegaba a leer lo que tenía que leer para la clase siguiente. ¿Qué es lo que pasó? Trate de seguir mi vida normal pero a la par de la facultad y no se pudo. Claro que no se pudo, es imposible hacer todo lo que uno hacía mientras iba a la secundaria ahora que uno va a la universidad. Son mundos completamente diferentes y la universidad necesita más tiempo y atención. 


Gracias a mi tonta decisión comentada en el párrafo de arriba me atrasé dos semanas de lecturas para la facultad. Jesús, ahora puedo decir que me puse más o menos al día pero aún estaría cantando victoria antes de tiempo. Me confié y así me fue. Nunca más.

Con respecto al blog y no tener tiempo es algo que me desespera. Les juro. Cuando anteriormente subía varias entradas a la semana ahora estoy subiendo una cada dos y eso no puede ser posible. Bueno, teóricamente lo es, es posible porque es lo que está pasando. Pero bueno, hasta que no pase los parciales o así no creo que pueda volver con esa tremenda actividad al blog. A menos que suceda un milagro.

En fin, el cambio de la secundaria a la universidad es un cambio muy grande. Es un ambiente más profesional y respetuoso que en la secundaria, claramente. Y el hecho de empezar a estudiar temas que a uno le gusta lo hace más interesante y no sé, no sé como explicar lo cómoda que me siento con este nuevo ambiente. Reconozco de todas formas que extraño terriblemente el tiempo que pasaba con mis compañeros, las risas y pasar todas las mañanas con mis amigas, por supuesto. Pero la vida sigue y nuevas etapas comienzan, como ésta y uno tiene que acostumbrarse y adaptarse.

Quizás es por eso que no tengo tiempo o siento que no lo tengo, porque me falta adaptarme. Espero poder hacerlo y volver al blog semanalmente aunque sea, porque lo extraño y porque es una parte de mí.

A todos aquellos que comenzaron la universidad como yo: 
¡Suerte! Que no decaiga.
Y a los que siguen en el colegio:
¡Disfruten y no se quejen! Que después lo van a extrañar.

Besos enormes,        

5 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Yo también acabo de empezar la universidad este año y es cierto que a veces noto que tengo menos tiempo, pero en general creo que estudio bastante menos que en segundo de bachillerato, que tengo menos clases... no se, va por épocas jaja

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Vani!
    Yo estoy terminando la universidad, por lo que estoy cursando una sola materia que es la que me queda para recibirme... Y creeme que te entiendo con todo lo que decís.
    Yo empecé el blog este año porque tengo tiempo extra que antes ocupaba en el estudio. Pero la universidad nos va consumiendo de a poco jajaja
    Igual no te preocupes, ya vas a encontrar tu propio ritmo. Es un proceso individual y a veces nos sobre exigimos porque queremos hacer todo lo más rápido posible.
    Te aconsejo que disfrutes, los años pasan muy rápido y cuando te quieras acordar ¡ya te vas a estar por recibir!
    Muchos éxitos en esta nueva etapa :)
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Hola Vani!!!
    Mi comienzo de facultad fue el año pasado y... aún hoy recuerdo todo lo que acabas de contar. No te preocupes, la transición a los golpes es una tradición de la vida facultativa, es básicamente aprender sobre la marcha.
    Realmente espero que te esté yendo mejor, o que te sitúes bien con los tiempos y demás, vamos, que no decaiga y para adelante que si es tu carrera vas a ver que te vas a incluso enamorar de lo que tenés que estudiar!
    Beso y muucha fuerza!

    ResponderEliminar
  4. Hola Vani!
    Primero que nada quería decirte que me encantó conocerte en la FILBA, sos una persona adorable y espero que sigamos en contacto!!
    En cuanto a la transición de la secundaria a la universidad, realmente es como irse a otro planeta. Los tiempos que uno manejaba desaparecen, pero es realmente cuestión de adaptarse y encontrar el ritmo de cada uno. Seguramente ya no vas a poder publicar varias veces a la semana en el blog pero tampooc debes ponerte mal por eso, a veces es preferible una entrada semanal bien hecha, que andar estresada por no publicar más seguido. Y si una semana no publicas, tampoco es el fin del mundo. Parece una obviedad pero a mi me costó entenderlo.
    El mejor consejo que te puedo dar en este momento es una ampliación de lo que ya aprendiste. Atrasarse NO ES UNA OPCIÓN. Y me refiero sobre todo a los examenes finales, es probable que en la primera mesa de examen que tengas te de miedo rendir y decidas dejarla pasar para rendir más adelante, te recomiendo que no lo hagas. Porque mientras ams demores en presentarte a rendir empezas a acumular materias y al año siguiente estas viendo cosas pero con la cabeza en las del año anterior que tenes que rendir, y cuando te pusiste a prepararla s te olvidó la mayoría de lo que viste en clase, así que lo mejor es llevar todo lo más al día posible. Y aunque nadie te obligue a rendir inmediatamente, saber que es la mejor decisión que podes tomar.

    Muchos éxitos en esta nueva etapa!

    ResponderEliminar
  5. ¡Holaaaa!
    A pesar de que todavía no he llegado a la Universidad comprendo perfectamente tu situación. Ahora lo importante es que te centres en tus estudios, cuando tengas tiempo ya volverás al blog con normalidad... ¡No te preocupes!
    Y respecto a los que están en el colegio no se quejen... es un poco difícil jajajaj pero seguramente cuando lo termine lo voy a extrañar...
    ¡Un beso grande y éxitos en esta etapa ♥!

    ResponderEliminar

¡No te vayas sin comentar! Este blog se alimenta de tus comentarios :) No olvides el respeto y el NO a los spoilers. ¡Te responderé lo más rápido que pueda! Gracias por comentar ♥